Evita spam en formularios WordPress

Los formularios de contacto en WordPress, pueden convertirse en un objetivo para correos electrónicos no deseados, también conocidos como spam.

A continuación, te explicaré cómo puedes evitarlos y mantener tu bandeja de entrada libre de estos molestos mensajes.

¿Cómo evitar correos spam en WordPress?

1. Habilita la validación del formulario

Asegúrate de que tus formularios tengan una validación adecuada para campos como el correo electrónico. Esto te ayudará a filtrar algunos envíos spam.



2. Usa un CAPTCHA o reCAPTCHA

CAPTCHA

Implementa un CAPTCHA en tus formularios para asegurarte de que solo los humanos, no los bots, puedan enviarlos.

Se basa en mostrar texto distorsionado, caracteres o rompecabezas que los usuarios deben resolver para demostrar su humanidad. Los usuarios deben escribir los caracteres que ven correctamente.

El CAPTCHA es una prueba sencilla que puede ser de diferentes tipos, las más comunes consisten en escribir los carácteres que se muestran en una imagen o seleccionar las imágenes de una misma categoría.

A veces, los CAPTCHA pueden resultar frustantes porque no siempre se puede entender bien los carácteres que hay que escribir o las imágenes de la misma categoría que hay que seleccionar.



reCAPTCHA

ReCAPTCHA es una solución más moderna desarrollada por Google, y ha evolucionado para ser más efectiva y amigable con el usuario.
Ofrece diferentes versiones, como reCAPTCHA v2 y v3 las cuales se adaptan y funcionan en segundo plano sin interacción del usuario.



3. Implementa Akismet

4. Habilita la confirmación por correo electrónico

Requiere que los usuarios confirmen su dirección de correo electrónico mediante un enlace de confirmación antes de que su envío sea aceptado.
Esto puede disuadir a los spammers que usan direcciones de correo electrónico falsas.

5. Bloquea Direcciones IP

Conclusión

Recuerda que ningún método es infalible, y los spammers siempre se están adaptando.

La combinación de estas tácticas debería reducir significativamente la cantidad de spam que recibes a través de tus formularios de WordPress.

Supervisa y ajusta regularmente tus medidas contra el spam para mantenerte un paso adelante de los spammers.